Youcheck

7 errores en tu nota de prensa según los periodistas

Te has pasado horas redactando, has aplicado los consejos que te dimos en el post anterior sobre cómo hacer una buena nota de prensa, has investigado durante un buen rato contactos de periodistas y finalmente presionas enviar… pero nadie te hace caso.

¿Qué estoy haciendo mal? ¿Estoy cometiendo errores en mi nota de prensa?

Eso intentaremos descifrar de la mano de dos periodistas: Valentina Raffio y Marco Nurra.

El medio de comunicación pertinente, el momento justo y la información adecuada. La nota de prensa sigue siendo un must a la hora de llegar a periodistas -siempre y cuando se le preste atención a algunos elementos. ¿Eres de los que hacen copy-paste y reenviar? Pues veamos cómo no cometer este y otros tantos errores habituales.

 

¿Conoces bien el medio de comunicación?

No hay nada peor que hacer envíos masivos como cadenas de oraciones online. Al hacerlo, corres el riesgo de que tu mensaje suene (y parezca) muy impersonal. Al dirigirlo a tantos correos electrónicos pareciera que no te has tomado tu tiempo en buscar el medio de comunicación más apropiado según tu contenido .

Uno de los errores más frecuente es contactar con un periodista que no se vincula ni por cerca al tema de tu nota de prensa. Recuerda: si haces un correcto rastreo previo de sus intereses hay más posibilidades de que se detenga a leerla. También sería interesante preguntarte si quieres o no enviar tu nota de prensa a medios generalistas. Todo dependerá de tu target.

Valentina Raffio piensa que “no se puede presionar a un periodista si ve que el tema que se le propone no encaja en su trabajo. No se puede poner en duda su profesionalidad y criterio si este considera que un tema no le resulta interesante”.

 

¿A qué correo electrónico lo enviarás?

Una vez que tienes identificado con cuáles medios de comunicación te contactarás, posiblemente selecciones un área específica. ¡Pero cuidado! El periodista Marco Nurra nos da algunos consejos para afinar más la búsqueda:

“No enviéis la nota a un correo genérico ([email protected] por ejemplo), esa bandeja que se remite a todos los periodistas de la sección suele ser un agujero negro. A no ser que seas Apple o Telefónica, nadie hace caso a los correos que llegan allí. De hecho, en algunos casos, si el periodista no está interesado en tu empresa te da el correo genérico en lugar de darte el personal. Así que si es posible hay que intentar que el periodista te de su contacto personal de trabajo. Si necesitas el contacto de un periodista en particular puedes llamar a la centralita del medio de comunicación y pedir su correo de trabajo o que te pasen directamente con él para que te lo de él. De esta forma te aseguras que ese sea el canal correcto”.

Algunos/as periodistas consideran necesario dedicar unas líneas a presentarte y explicar brevemente cómo has conseguido su contacto. En este sentido, Marco Nurra nos explica que:

“Personalmente, lo que me molesta más es recibir una nota de prensa sin saber de dónde han sacado mis datos. A veces puede tratarse de empresas asociadas a otras empresas que comparten listados o de una agencia de comunicación que tiene mi contacto por otro cliente… resulta un poco intrusivo. Agradezco siempre, en estos casos, que las primeras líneas sean de presentación y especificando cómo han tenido mi contacto. Lo mejor sería que me escribieran para preguntarme el permiso antes de incluirme en un listado de distribución”.

 

Pensar que tener un negocio ya es noticia

Como periodista, muchas veces he abierto notas de prensa buscando el elemento noticiable… sin encontrarlo, claro. Ten presente que si quieres divulgar tu contenido en los medios debes asegurarte tener material de calidad.

¿A qué me refiero? Pregúntate si lo que quieres contar es una noticia sobre tu negocio o información que ya se sabe y no es nueva.  ¿Cómo puedes hacerlo? Buscando la famosa fórmula de las cinco W del periodismo: Who, What, When, Where y Why (quién, qué, cuándo, dónde y cómo).

Tu nota de prensa no es un flyer publicitario, no es netamente una pieza de promoción. No hay que confundir los términos. Para que el medio de comunicación decida publicarla debes tener qué comunicar: algo novedoso, que suscite interés, que no se haya contado con anterioridad o que esté ocurriendo por primera vez.

La periodista Valentina Raffio explica que “el peor error suele ser priorizar lo institucional al factor noticioso. Es decir, darle más peso a la institución en sí que a la novedad que se intenta transmitir. La clave de una buena nota de prensa es combinar ambos factores y que el resultado sea interesante. Me parece muy poco apropiado cuando se confunden los límites entre el periodismo y la publicidad o las relaciones públicas. Una nota de prensa debería encajar en la primera categoría, no en la segunda. Sin embargo, no es raro recibir decenas de notas de prensa en las que se promocionan cuestiones meramente publicitarias que no tienen nada que ver con el trabajo de un periodista. Ejemplo de ello, cambios empresariales (sin relevancia) o sobre la promoción directa de un producto”.

Es decir, información periodísticamente relevante. Un bonus track es dejar en claro qué te diferencia de los y las demás. No es aconsejable, por ejemplo, que en el asunto del email en donde adjuntes la nota de prensa escribas “Nota de prensa + nombre de tu empresa”. Busca el gancho para que tu información sea única y llame la atención, pero sin mentir ni disfrazar.

 

¡Préstale atención al timing!

¿Por qué los y las periodistas no abren tu nota de prensa? Porque la envías durante un fin de semana o un viernes a última hora. Con todo el trabajo existente en las redacciones es posible que tu email quede flotando en el ciberespacio hasta el lunes siguiente. Con la acumulación de material que se reciben muchas veces los sábados y domingos cuando las personas están con más tiempo para sentarse a redactar… los lunes las bandejas de entrada suelen ser un lindo caos.

El timing es esencial. No te olvides de que tu contenido debe ser actual y no de cosas que ya hayan pasado. Y ten en cuenta no llegar tarde con la información: si envías una nota de prensa de un evento que es la semana próxima a una revista mensual… has perdido la oportunidad. De nuevo: conocer el medio.

 

No exageremos

“Somos líderes en el rubro”. Pioneros, precursores, referentes. Ten cuidado con estas palabras. Si realmente tu empresa lo es, úsalas. Si no… mejor ahórratelas. Sé honesto contigo mismo y con tu negocio: solo tú sabes su valor y el nivel de competitividad.

No dejes que la urgencia por publicar tu nota de prensa se apodere de tu estrategia comunicativa. Ten paciencia. Es mala idea hacer uso de ciertos clichés, como UTILIZAR MAYÚSCULAS en los asuntos de correo… o el bien conocido “URGENTE”.

Para Valentina, “insinuar que en una rueda de prensa habrá desayuno o copas no es un argumento que haga que la información sea más interesante. Insinuar que las plazas son limitadas y que solo te queda una y que solo por eso necesitas una confirmación inmediata, tampoco”.

 

¿Llamarles hasta el cansancio? Probablemente no

Si tu nota de prensa tiene que salir… va a salir. No insistamos con mensajes telefónicos, de texto, de correos. Al jefe, al subjefe, a la administración, a la redacción y hasta a la persona que recepciona el edificio. Al fin y al cabo, obstinarse con ello posiblemente provoque que no nos presten atención.

¿La recibieron? ¿La van a publicar? ¿Cuándo? ¿A qué hora? En vez de gastar energías en todas estas incertidumbres mejor prestemos atención a los puntos claves para que tu nota de prensa esté impecable, como te contamos en esta otra entrada de nuestro blog. De esa manera, serán más altas las probabilidades de que le interese al medio de comunicación al cual la has enviado.

No hay que desesperarse. Mucho menos enviar el contenido por chats. Basado en hechos reales. Valentina Raffio argumenta que “no se puede agobiar al periodista a través del móvil o de WhatsApp fuera de los horarios de trabajo o durante las vacaciones y exigir una respuesta inmediata”

 

¡Ojo! Revisa si no estás haciendo algo de esto

Marco Nurra repasa algunos de los errores más comunes que, en su experiencia, ha visto en notas de prensa en su profesión:

 

  • Recibir una nota de prensa en formato pdf (complica el copia/pega en algunos casos);
  • Recibir la misma nota de prensa más veces (contacto duplicado en el listado de la empresa);
  • Recibir un correo con un “formato personalizado” pero sin rellenar “Estimado XXX XXX XXX” (siempre mejor controlar con periodicidad que las etiquetas de MailChimp correspondan a los valores del listado de contactos: nombre, apellido, medio de comunicación, etc.);
  • Falta de enlaces a la web oficial o enlaces rotos;
  • Faltas ortográficas graves;
  • Y un excesivo lenguaje publicitario.

 

¡Con algunos pequeños detalles puedes lograr que tu nota de prensa llegue a los lugares que quieras!

Julieta Morales

Communications Assistant at YouCheck

Add comment