Youcheck

Ecología Informativa #13: Información falsa después de los atentados, la última “broma” de trolls de YouTube, el fact-checking de Facebook

Investigaciones y buenas prácticas para contrastar las noticias falsas. “Ecología Informativa” es nuestro boletín de noticias sobre (des-)información y periodismo.

La información falsa sobre las masacres de EE. UU. y los consejos para informarse correctamente. Poynter recupera los consejos publicados por Maldita.es tras los atentados de Barcelona del 2017. Sus sugerencias, bastante sencillas y obvias, siguen actuales y pueden ser puestas en práctica hoy. La verdad es que nadie quiere ser el tipo que reparte noticias falsas, fotos manipuladas y videos editados en un momento como este.

Desinformación y apps de mensajería. Después de los atentados de El Paso y Dayton las noticias falsas se han difundido también a través de las apps de mensajería como WhatsApp o Telegram. Los textos copia-y-pega han saltado de un grupo a otro, permitiendo incluso a personalidades bloqueadas por Twitter, Facebook o YouTube de seguir difundiendo información falsa entre sus seguidores.

Unos trolls de YouTube han promocionado un falso refugio para sintechos para hacer una “broma” a otro youtuber. El destinatario de la broma es una personalidad de internet cuya casa en Los Angeles ha sido registrada en Google como refugio para las personas sin hogar y que ha visto de un día para otro una grupo de personas acamparse enfrente de su casa sin motivo aparente. Los sintechos, una de las categorías de personas más vulnerables de la sociedad, son las víctimas colaterales de esta jugada cruel. Esta historía sirve de ejemplo para entender qué pasa cuando una comunidad de nicho de trolls consigue manipular una plataforma online para difundir informaciones falsas. En EE. UU. hay más de 59.000 personas sin hogar.

El proyecto de fact-checking de Facebook se queda corto. Recientemente, Full Fact, partner sin ánimo de lucro de Facebook en la lucha a la desinformación, ha publicado un extenso report sobre los primeros seis meses de colaboración con la red social. Se trata sin duda de una colaboración proficua, pero Full Fact sugiere, entre otras cosas, que Facebook cambie el sistema de categorización de noticias falsas para que sea posible segmentar aun más la tipología de desinformación. Otra critica mencionada en el report, y quizás más importante, tiene que ver con la falta de transparencia: Facebook no comparte suficientes datos sobre la operación o sobre el impacto que tiene el trabajo de los fact-checkers. Aquí podéis leer el report completo.

Las noticias falsas han aumentado respecto al pasado y también el trabajo de los ‘fact-checkers’. ¿Han mejorado nuestras defensas? En este artículo de Poynter sobre investigación se habla de tres recientes descubrimientos que pueden ayudar a los periodistas en su lucha contra la desinformación:

1) La desinformación no usa solamente hechos falsos sino también falsas narraciones;

2) Cuando un titular se repite más veces, la gente se lo cree;

3) Las noticias falsas no solo se difunden, sino que cambian, evolucionan y se fortalecen.

 

Hasta aquí nuestro boletín de hoy, ¡te esperamos en el siguiente!

YouCheck

Add comment