Youcheck

El periodista freelance: lo que debes saber para iniciarte

El cambio a causa de la digitalización que está sufriendo desde hace unos años el sistema de medios ha llevado a reinventar las redacciones y los modelos de negocio, así como también los tipos de contrataciones. 

En este nuevo paradigma, hay una figura que ha cobrado fuerza y protagonismo, el periodista freelance.

Seguro que más de una vez has escuchado el término de periodista “freelance”. Un periodista freelance es aquel que opta por hacer su carrera de forma independiente. Según Wikipedia, “freelance se refiere a la actividad que realiza la persona que trabaja de forma independiente o se dedica a realizar trabajos de manera autónoma que le permitan desenvolverse en su profesión o en aquellas áreas que pueden ser más lucrativas y son orientadas a terceros que requieren de servicios específicos”.

Veamos a continuación cómo ser periodista freelance.

¿QUÉ IMPLICA SER PERIODISTA FREELANCE?

  • Eres tu propio jefe. Para bien o para mal, tú eres tu propio jefe, el máximo responsable al fin y al cabo. Si trabajas colaborando con muchos medios tienes diferentes personas que supervisan tu trabajo, pero al fin y al cabo tú eres la empresa ‘unipersonal’. Tú mismo te tendrás que encargar de llevarlo todo al día, eres a la vez redactor y responsable de marketing. Llegarás hasta donde tú quieras llegar.  Además, el hecho de que seas tu propio jefe y que seas tú el encargado de gestionar la empresa es también una gran oportunidad para potenciar tu marca personal.
  • Cuentas con más libertad. Nadie te dice cómo tienes que hacer algo. Tú escoges las propuestas, tú puedes aceptar o declinar un trabajo sin ningún tipo de presión. Dedicándote al periodismo de forma freelance, lo que más saboreas es la libertad. Tanto de las rutinas de trabajo como también libertad para trabajar con unos medios u otros. Está en ti la decisión y eres tú el que determina a qué empresa quieres dedicarle tus esfuerzos.
  • Te dedicas a lo que te gusta y te motiva. En las redacciones a veces los periodistas tienen que cubrir temas con los que no están del todo agusto o motivados. Si eres freelance, te olvidas de esto. El hecho de trabajar por tu cuenta de forma independiente te garantiza que te vas a dedicar a los temas que te gustan y te motivan de verdad. Eres tú el que propone temas, nadie te los asigna a ti.
  • Mayor y mejor control de la gestión del tiempo. Si te dedicas al periodismo de forma freelance, tienes el control total de tu tiempo. Ya no tienes que estar atado a un horario de trabajo, puedes dedicarte al trabajo a la hora que quieras, organizarte como te vaya mejor. Dejas atrás el hecho de tener un horario cerrado y, en ocasiones poco flexible. Tú eres el que marca el horario en función de las necesidades de trabajo. Aunque quizás estas ventajas se conviertan en un arma de doble filo si no eres disciplinado.
  • Mejoras la disciplina. En relación al punto anterior, el hecho de asumir más responsabilidades y el control total de tu producción, te acaba volviendo más disciplinado. Ser periodista freelance te lleva a no dormirte en los laureles, a no dejar para mañana aquello que puedas hacer cuanto antes. Además, ser periodista freelance te hace ser más consciente de la responsabilidad que llevas, ya que en cada trabajo y en cada proyecto está en juego tu reputación y tu imagen.
  • Adiós a la monotonía. Cada día es diferente. Cuando uno no tiene que ir a unas oficinas o a una redacción a trabajar, te olvidas de la rutina. Ser periodista freelance es librarse de la monotonía de las redacciones. Cada día puede ser diferente al anterior y puedes encontrar nuevos retos o proyectos.

Pero no todo son ventajas. Hemos podido hablar con Roger García, periodista y redactor que lleva casi 15 años trabajando como freelance. Nos ha contado que para él lo peor es la inestabilidad

“Nunca sabes cuánto vas a trabajar y facturar el mes siguiente, si tu mejor cliente te dejará o si te va a salir una gran oportunidad que te obligará a trabajar incluso en fines de semana y festivos”, explica el redactor. “Con el tiempo te das cuenta de que esto se puede superar contando con una cartera de clientes diversificada y un sistema de captación a través de tu propia página, redes sociales, referencias de clientes, etc. que te aporte continuamente nuevas oportunidades. Dicho esto, la incertidumbre siempre está ahí y sabes que si te pones enfermo, tienes un problema personal o no puedes trabajar por cualquier otro motivo, vas a perder todos tus ingresos”, añade Roger García.

COSAS A TENER EN CUENTA

Antes de que te lances a la aventura como freelance, es conveniente que consideres unas cuantas cosas previamente. 

Empecemos por el principio, ¿cómo empiezo como freelance?

Antes de apostar todo a trabajar de forma independiente, lo más recomendable es que empieces combinándolo con un trabajo estable que te aporte un sueldo seguro. La idea de empezar a trabajar por cuenta propia puede ser muy jugosa pero al principio es poco probable que cuentes con la experiencia y con los contactos para poder garantizarte un buen sueldo mensual. Así que, a no ser que cuentes con una buena cantidad ahorrada, es mejor que empieces compaginándolo con un trabajo fijo, ya que especialmente en la fase inicial, ser freelance no ofrece mucha estabilidad financiera. 

Roger García nos ha explicado que tiene tres recomendaciones para aquellos que quieran iniciarse. La primera es contar con una cantidad de ahorros para sobrevivir al menos un año.

La segunda recomendación es haber trabajado un tiempo en plantilla para medios de comunicación o empresas, “ya que es la manera de conocer cómo funciona el mercado de los contenidos y entender cuál es el papel del freelance dentro del mismo”.

Y por último, Roger García recomienda formarse adecuadamente, ya que en muchos casos “lo que se enseña en las facultades de periodismo o comunicación está lejos de la realidad del mercado”. Por eso el periodista considera conveniente “hacer alguna formación específica en temas de redacción web, SEO, blogging, marketing digital, etc”.

¿Cómo debo presentarme?

Es importante que cuentes con una página web sobre ti. Más allá de Linkedin o tu Twitter, debes tener una web en la que hables de ti. No hace falta que hagas una gran inversión en crearla, no te obsesiones con el sitio web. Puedes hacer servir herramientas como Wix o WordPress que permiten crear tu espacio de una forma sencilla, original y económica. 

Tu sitio web servirá para presentarte a las empresas. Es tu CV y carta de presentación, además, es importante que añadas tu portfolio con trabajos que hayas hecho. Así, cuando estés interesado en colaborar con algún medio, los editores podrán acceder directamente a tus trabajos.

¿Cuánto debo pedir por mis trabajos?

Si hay algo claro es que, al final, todos trabajamos para poder llegar a final de mes. Así que no debes aceptar condiciones que no se ajusten a unos mínimos. Por descontado, no es nada recomendable hacer trabajos de forma gratuita ya que, además de perder tú, contribuyes a la precarización del oficio. El trabajo y el esfuerzo de una persona debe ser remunerado

Existen webs y portales en los que se dan unos parámetros aproximados sobre el precio de artículos, como por ejemplo Who pays writers. En esta web lo que hacen es rastrear cuánto cobran freelancers de diferentes medios y a partir de ahí se puede construir una comparativa. 

¿Cómo encuentro historias?

Esto es algo que seguramente muchos periodistas se pregunten. Si estás en una redacción, las noticias muchas veces vienen solas, a veces gracias a los teletipos de agencias y otras simplemente porque estás en el entorno adecuado. 

Cuando no es el caso de que te encuentres en un ambiente como en el de una redacción, es muy pero que muy importante que te mantengas informado en todo momento. Puedes utilizar los siguientes consejos, aunque si estás interesado en este mundo, seguramente ya lo hagas:

  • Consulta la prensa cada mañana, además de varias veces al día 
  • Lee diferentes diarios para poder comparar los puntos de vista con los que tratan un mismo tema
  • Descárgate las apps de los principales diarios y activa las alertas
  • Lee prensa internacional 
  • Interésate en las personas y en lo que sucede a tu alrededor, muchas veces puedes tener un tema muy interesante delante de tus ojos
  • No intentes sacar una historia de algo que ya se ha publicado, úsalo solo como inspiración pero no como referente

Cabe decir que según las temáticas que te interesen (si es más de actualidad, de un tema específico, etc), y también los medios para los que desees colaborar (locales, comarcales, nacionales o internacionales), deberás variar tus rutinas y centrarte más en determinados aspectos a la hora de proponer temas y encontrar historias. 

¿Trabajar para medios de otros países?

Si lo que te interesa es trabajar para medios de otro país, ya sea trabajando a distancia o trasladándote al país concreto, lo principal es que tengas un buen conocimiento tanto del idioma como de la situación de ese lugar. 

No puedes escribir de algo que no conoces o no comprendes. Así que, antes de lanzarte a la aventura, asegúrate que conoces bien aspectos como el sistema político, la situación social y económica, etc. Eso, al fin y al cabo, marcará un gran diferencia a la hora de que un editor se decante por tus trabajos. 

Una buena forma de empezar a trabajar en países extranjeros es comenzar colaborando con periodistas locales para conseguir ponerte en contexto. 

CÓMO SER UN PERIODISTA FREELANCE: APTITUDES QUE DEBE DE TENER

No existe la receta secreta para ser un buen freelance. Pero sí que hay unas aptitudes, que por lo general, debería tener todo aquel que se quiera dedicar a este tipo de trabajo, o al menos, le serían de gran ayuda. 

  • Perfil emprendedor. Es una aptitud que recalca Roger García. El redactor freelance explica que “al final se trata de crear una microempresa en la que el único empleado (al menos inicialmente) eres tú y vas a tener que hacerlo todo: desde luego redactar contenidos, pero también buscar clientes, promocionar tus servicios en Internet, preparar presupuestos y facturas, etc”. Es por eso que, según Roger García “hay que tener una mente abierta, mucha capacidad de trabajo, disciplina y amor por lo que haces. Es un trabajo exigente y, si no te gusta, acabarás dejándolo más pronto que tarde”.
  • Comunicación. Aunque pueda ser obvio si te dedicas a la comunicación, es imprescindible saber comunicarte bien. Los freelancers deben de ser buenos comunicadores, tanto a la hora de vender su marca personal como a la hora de establecer relaciones con medios. El mensaje debe de ser claro y concreto para no dejar lugar a dudas con las condiciones que establece. Además, el freelance tiene que trabajar su propio marketing, por lo que tiene que presentarse lo mejor posible.
  • Relaciones Públicas y Networking. Va muy relacionado con el punto anterior. A parte de saber comunicarse bien, los freelancers tienen que tener buen don de gentes para poder establecer relaciones profesionales y crear networking. Además, para mantener a los colaboradores es esencial darles un buen servicio y cumplir con los términos acordados. 
  • Gestión de tiempo. Sin duda es muy importante ser responsable y saber gestionar los tiempos. Muchas veces un freelance puede estar comprometido con más de un proyecto a la vez, o uno muy grande para el cual tenga que destinar una gran parte de tiempo. Hay que saber organizarse para poder llegar a todo en los plazos de tiempo acordados, recuerda que es muy importante la imagen que acaban teniendo de ti las empresas. 
  • Manejo del estrés. Un freelance puede estar ocupado en diferentes tareas a la vez, puede ser que algo no salga como lo previsto y se le descuadre toda la organización o se pueden dar diferentes situaciones que hagan que pierda los nervios. Así pues, un buen freelancer deberá trabajar mucho este aspecto para no caer en el caos cuando las cosas se puedan torcer. 

WEBS DE TRABAJO PARA FREELANCERS

¿No sabes por dónde empezar? Si aún no tienes una gran cantidad de contactos no te preocupes. Hoy en día existe una gran cantidad de páginas web para poner en contacto empresas con freelancers que estén dispuestos a hacer colaboraciones. 

Aquí te dejamos unas cuantas:

  • Publisuites: Es una plataforma especializada en marketing de contenidos la cual se encarga de poner en contacto a anunciantes con editores de contenido que trabajen de forma independiente. Lo más común es que estos editores de contenido sean bloggers, periodistas de redacciones que quieran un extra o freelancers. 
  • Lowpost: Esta plataforma también es una herramienta útil para los creadores de contenidos. Lowpost pretende ser una solución para todas aquellas empresas que tienen que crear contenido pero no disponen del tiempo ni del personal para poder destinar a esta tarea. La herramienta tiene su propio equipo de redactores freelance que se dedicarán a escribir contenidos de calidad para otras marcas.
  • UpWork: Se trata de una plataforma estadounidense que funciona en todo el mundo. La idea es ofrecer a las empresas trabajadores freelance de calidad, por eso, una vez acabado el registro tu aplicación será revisada por un especialista de la plataforma que se pondrá en contacto contigo si tu perfil es aprobado o no. La comunidad de redactores en esta plataforma es muy amplia.
  • WeAreContent: Es una plataforma especializada en marketing creada en 2016. Más allá de textos y artículos, también ofrecen otros tipos de contenidos como por ejemplo imágenes, vídeos, animaciones, audios… Tienes la opción de registrarte como redactor si tienes un perfil más periodístico, o también como proveedor de contenidos. 
  • Freelancer: Es una de las plataformas más grandes para encontrar trabajo como freelance, cuenta con más de 23 millones de profesionales y empresas registrados. La oferta de trabajos es muy amplia y cubre gran parte de sectores. Es muy sencillo de usar y puedes encontrar pequeñas, medianas y grandes empresas. Desde tu perfil podrás acceder a ofertas de más de 200 países diferentes y podrás comunicarte con las empresas interesadas a través del chat y las videollamadas que ofrece la propia plataforma. Tienes la posibilidad de registrarte de forma gratis, aunque con alguna limitación, o si lo prefieres ser un usuario Premium pagando 29€ mensuales.
  • Twago: Con la idea de crear una plataforma europea para freelancers, la web está disponible en diferentes países e idiomas, así las posibilidades de llegar a cualquier parte del mundo aumentan. Cuenta con una versión gratuita en la cual por registrarte y completar tu perfil conseguirás 50 créditos, con los que podrás optar a diferentes proyectos.

CONSEJOS A LA HORA DE ACEPTAR O RECHAZAR UNA PROPUESTA

Si hay algo claro es que ser freelance hará que aprendas muchos aspectos que quizás hasta ahora, no tenías en cuenta en el trabajo. Cuando trabajas por tu propia cuenta y tú eres la empresa, tienes que forzarte a desarrollar capacidades (si no lo hacías ya antes) como la eficiencia o la organización, entre muchas. 

Como freelance tu objetivo es conseguir proyectos que te permitan una cierta estabilidad económica, que te motiven y que te sientas bien realizándolos. Ahí una de las ventajas de ser freelance; tienes más libertad a la hora de decantarte por un tema. 

Pero hay algo que, lamentablemente, pasa en este mundo. No todo es un camino de rosas y es una realidad que hay una gran cantidad de proyectos para freelance que son precarios. Esto precisamente es lo que debes evitar. 

Este tipo de proyectos son una realidad y debes de saber identificarlos. Debes evaluar bien en qué inviertes todas tus horas de trabajo, el esfuerzo que te va a costar realizarlo y si compensa con las condiciones que te ofrecen. También debes de tener en cuenta la seriedad de la empresa que se ofrece y el contexto general en el que se realiza el trabajo. En el caso que veas que algo no te acaba de cuadrar, huye. 

No tienes que tener miedo a decir que no, al fin y al cabo estás invirtiendo tiempo, esfuerzos y tu conocimiento, y nadie mejor que tú para gestionarlos y decidir dónde los quieres invertir. 

Es por eso que conviene que establezcas tus propias reglas e intentes serles fiel el mayor número de veces posible. 

Algunos consejos:

  • No aceptes proyectos que requieran una inversión de tiempo y recursos desproporcionados que no sean remunerados después con un precio justo
  • No aceptes aquello que no te da buena espina
  • No aceptes trabajos para los que no estás calificado
  • No trabajes por un sueldo que creas inferior a lo que mereces por tu preparación, conocimientos y esfuerzo
  • No aceptes aquellos trabajos que no te motivan o, directamente, no te gustaría hacer 

Aquí tienes la información importante que debes saber si te llama la atención el mundo de los freelance. ¿Te atreves a dar un paso?

 

Paula Mori

Add comment