Youcheck

Herramientas gratuitas para trabajar en equipo entre periodistas

¿Cuántas veces hemos visto escenas de reuniones de periodistas en películas hollywoodenses? Caóticas, derramando café y con discusiones que parecían interminables. Organizarse y coordinar entre tantas personas cuando trabajamos en equipo puede ser a veces un dolor de cabeza. Say no more.

Hoy te traemos herramientas digitales que vas a adorar: no solo porque te facilitan el trabajo en equipo sino también porque… ¡tienen versiones gratuitas!

Brainstorming

Conceptboard: su simplicidad de uso lo es todo. Pues imagínate tu meeting de redacción, pero en vez de tener en vivo y en directo a tu jefe manchándose los dedos apuntando ideas… interactúas con él a través de una interfaz en forma de pizarra. ¡Qué más didáctico que eso! Puedes crear un proyecto de trabajo en grupo específico y compartir allí imágenes y notas desde cualquier punto del planeta. Su lógica es sencilla: drag and dop.

Ni chats ni emails

La mensajería instantánea o los correos electrónicos a veces nos enredan mucho cuando lo que queremos es ponernos de acuerdo y dividir tareas. El mundo periodístico es ya de por sí una vorágine cotidiana… ¿por qué perder la cabeza en el intento? Para organizarnos mejor cuando no estamos en el mismo espacio físico (e incluso cuando tenemos corresponsales en el extranjero, por qué no) existen plataformas que nos facilitan la comunicación. ¡Vamos a verlas!

___

ASANA: coordinar reportajes pendientes, asignar responsabilidades, crear calendarios y estar al tanto de las prioridades y deadlines. Esta multiplataforma es un must para el trabajo colaborativo. Asana viene a suplir los caóticos acuerdos y malentendidos que a veces surgen si nos comunicamos entre muchos y muchas periodistas vía email o grupos de Whatsapp.

Asana quizás sea lo más parecido a tener tu entorno laboral de manera online. Permite crear espacios de trabajo e invitar a tu equipo por correo electrónico. A cada una de las tareas se le puede asignar una persona responsable, descripciones, comentarios, fechas de vencimiento y hasta archivos adjuntos.

En las redacciones muchos de los trabajos se nos asignan hoy para ser entregados ayer, ¿no? Pues Asana nos trae un plus: cuando finalmente hemos enviado ese reportaje o investigación que tanto tiempo nos demandó… podemos indicar en una casilla que ese trabajo puntual se ha completado. Doble alivio.

Puedes utilizar la versión web como la móvil, lo que facilita compartir información con tu equipo en tiempo real -ya sea desde tu oficina o en bata de baño en tu cocina.

Trello: es aún más simple que la anterior. Te permite crear varias tarjetas y tableros, y divide por colores los distintos estados y plazos de vencimiento. Los y las periodistas podemos votar a través de Trello sobre las decisiones a tomar.

En el panel principal organizas las diferentes cards (como si fuesen post its virtuales). Así, es posible mirar cómo tu proyecto va actualizándose en tiempo real y de forma muy visual. Para hacerlo aún más dinámico -y divertido- puedes enviarle a tus compañeros y compañeras stickers u otros rewards al cumplir las tareas.

Slack: no puede faltar en tu selección personal de herramientas digitales. En la misma línea de trabajo en equipo, Slack permite crear varios canales dependiendo los diferentes encargos que tengas. Es una suerte de chat en el entorno laboral.

Puedes enviar mensajes a todas y todos los miembros de tu equipo pero también iniciar conversaciones privadas. Slack habilita la opción de adjuntar archivos desde Google Drive o de tu disco duro.

Lo que más me gusta como periodista es que puedes organizar tus conversaciones por temas y personalizar tus notificaciones. Incluso crear un canal para hablar de cosas que no sean propiamente del trabajo… ¡una salida extra laboral un viernes, por qué no!

Lo mejor de todo es que también es un servicio gratuito, aunque disponga una versión de pago. Ah, y casi me olvido de lo más divertido…. ¡puedes personalizar los emojis!

(Des)codificando

La posmodernidad nos ha pasado por encima sin pedir permiso. Y dentro del periodismo digital nos hemos tenido que actualizar: muchas veces es necesario pedir la colaboración de desarrolladores y el intercambio de código. Una de las herramientas favoritas es:

GitHub: es posiblemente la plataforma más utilizada. No solo dispone de una versión gratuita sino que la gran comunidad que la conforma trata de ayudarse entre sí cuando surgen problemas vinculados con los códigos.

Github es un plus para el trabajo en equipo. El código se almacena de forma pública, pero también tienes la opción de hacerlo de manera privada creando una cuenta de pago. Incluso puedes contribuir a la mejora del software de los demás miembros.

¿Levantar la mano para votar algo? Ya no

Doodle: la agenda de los y las periodistas es históricamente apretada. Que tengo una entrevista allí, que debo conseguir fotografías aquí, que debo buscarme más fuentes. Encontrar un día y una hora en que varias personas de nuestro equipo puedan reunirse nunca ha sido algo fácil. Ni siquiera en las películas o novelas sobre periodismo.

Ahora ya no hay excusas. Con algunos planificadores web podemos hacerlo más rápido: ¡para citas físicas o virtuales! Doodle es el planificador por excelencia: no necesitas instalar nada ni registrarse en algún sitio.

Te permite proponer varias fechas alternativas y horarios, los y las invitadas pueden elegir una o más opciones y agregar valoraciones a su votación. Y cada una de las personas puede ver las opciones elegidas por el resto. ¡Nunca fue más fácil!

Compartir contenidos

WeTransfer: imagínate que estás llevando a cabo una investigación periodística extensa o que debes enviarle a otro periodista archivos de audio/video de entrevistas. ¿Cuántas veces has tenido que enviar mil emails porque eran muy pesados? WeTransfer es la solución. Puedes subir archivos -máximo hasta 2GB- en su versión gratuita e invitar a otras personas para descargarlos.

El archivo caduca en una semana, por lo que los y las invitadas tienen ese tiempo para bajárselos a sus portátiles. A mí me ha salvado la vida, en especial con coberturas que tenían fotografías muy pesadas de calidad.

Hasta el surgimiento de la era de internet, el cara a cara parecía la única opción para lograr la colaboración. Con el tiempo fueron apareciendo tecnologías que nos hicieron el trabajo un poco más sencillo. Pero nunca faltan los inconvenientes para poder seguir adecuadamente los proyectos… ¡y ni hablar de la  desorganización de documentos! Siempre hay algún compañero o compañera que tiene archivos en su portátil en carpetas no compartidas o grupos de Whatsapp con infinidad de mensajes que terminas ignorando si no los sigues minuto a minuto.

La buena noticia es que los nuevos modos de sistemas colaborativos ahora nos permiten ponernos en contacto con mucha mayor facilidad, como hemos visto. Incluso hace un tiempo te compartimos un artículo sobre otras aplicaciones para mejorar tu productividad como periodista. Ahora que ya conoces nuestras herramientas favoritas para trabajar en equipo…

¿Cuál vas a probar primero?

Julieta Morales

Communications Assistant at YouCheck

Add comment