Youcheck

Mónica Salomone: “A medida que se acopla la ciencia al poder la presencia de las mujeres disminuye”

Si en este preciso instante alguien te preguntara qué mujeres científicas conoces, ¿cuántas podrías nombrar? Quizás muy pocas. Y no es que no las haya. La Historia y nuestras sociedades se han encargado de invisibilizarlas sistemáticamente, ya sea en las Academias hasta en los discursos de la prensa.

De acuerdo a la última encuesta realizada sobre la Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en España 2018, el 56,9% de las personas entrevistadas consideraban importante saber sobre estos temas. Este mismo estudio demostró que la televisión es el medio más general de acceso a este tipo de información, mientras que Internet es consultado sólo por aquella parte de la población más “cercana” a la ciencia y la tecnología.

 

Pero… ¿quiénes protagonizan esas noticias?

Muchos/as periodistas nos acercan el conocimiento de maneras más digeribles para que podamos comprender los avances y descubrimientos que el campo ofrece. El trabajo de Mónica G. Salomone es ejemplo de ello.

Periodista especializada en temas de divulgación científica, con una trayectoria larga y diversa: durante las últimas dos décadas ha trabajado como reportera de ciencia independiente para varios medios de comunicación (especialmente en El País), así también como en organizaciones nacionales e internacionales -como la Agencia Espacial Europea (ESA).

Mónica Salomone hablaba de un “despertar” en el debate en torno al estudio de “La visibilidad de las científicas españolas”, dirigido por el profesor Pablo Francescutti de la Universidad Rey Juan Carlos. Un despertar sobre la magnitud y las consecuencias de la discriminación por género en todos los ámbitos, en sus palabras.

En aquel estudio se analizaban los textos -y las fotografías que los ilustraban- sobre ciencia publicados en los diarios El País y La Vanguardia durante el año 2016. ¿Los resultados? De los 2077 expertos/as referenciados/as, 1589 eran hombres (76,51%) y 488 mujeres (23,8%).

En el debate posterior a los análisis, Mónica Salomone confesaba el momento en el cual se dio cuenta que la mayoría de sus fuentes de información eran hombres. En YouCheck hablamos con ella:

 

“Yo antes no me daba cuenta de esto. Y esto realmente para mí fue un despertar. Un periodista está trabajando con prisa, tienes que tener tu texto, tienes que conseguir la información y ya está. Y eso es lo que yo he hecho toda la vida y no me arrepiento. Pero a medida que me he hecho mayor también me doy cuenta de las consecuencias de eso. ¿Por qué hay menos niñas científicas? Porque tampoco hay modelos que ellas puedan seguir. Y con nuestra forma de trabajar yo también habré contribuido en mi pequeño granito de arena a perpetuar un no-modelo para mujeres o niñas. Ahora sí intento dedicar más atención a eso mucho más que antes”.

 

El bajo nivel de visibilidad de las científicas en los medios de comunicación se traduce en estereotipos reforzados con respecto a este campo de trabajo. Si estamos alejados/as de la Academia y la información que recibimos es proveniente de los medios, posiblemente pensemos que a las mujeres no les interesa la ciencia. Nos faltan referentes.

“Cuando trabajaba en equipos de comunicación de proyectos aeroespaciales debía tratar con la rama científica del proyecto -porque luego tienes la parte de ingeniería, gestión, etc. Lo normal es que en los Consejos Científicos de esos telescopios -que son proyectos internacionales importantes- a lo mejor hay 30 científicos de 10 países distintos. En esa oportunidad, a lo mejor había solo tres mujeres. La diferencia de cantidad de mujeres era brutal”, recuerda la divulgadora científica.

 

¿En qué ramas de la ciencia aparecen las científicas en los medios?

De acuerdo al estudio de “La visibilidad de las científicas españolas”, el predominio es la biomedicina en su sentido más alto (64% de las expertas citadas provenían de ámbitos como las ciencias de la vida, de la salud y de la mente).

Sin embargo, las tituladas en ingenierías, informática y tecnologías figuraban al final de la lista. En este sentido, Mónica Salomone advierte que “hay algunas ramas en las que sigue siendo un desequilibrio muy patente: las ramas asociadas con la física, matemáticas, astrofísica. También ciencias de la computación. Y cuando ese tipo de ciencias se relacionan con la gestión es peor: a medida que se sube en el escalafón y a medida que se acopla la ciencia al poder la presencia de las mujeres disminuye”.

¿Qué significa esto? Que los medios de comunicación y sus periodistas muchas veces hacen un recorte parcial de la realidad. Al recurrir a fuentes expertas masculinas en ciertas disciplinas y no mujeres el mensaje que nos están dando es que nosotras no ocupamos esos espacios.

Y termina siendo un círculo vicioso sin fin, en donde las nuevas generaciones que tienen intereses por las ciencias no ven referentes en las cuales verse reflejadas. Y aquellas que opten por seguir carreras universitarias muchas veces desisten a la idea de dedicarse a estas áreas de estudio. Se crean imaginarios colectivos sexistas donde la Ciencia, con C mayúscula, se plantea como masculinizada.

Muchos estudios se han encargado de analizar cómo repercute esto en los/las más pequeños/as. Pero quizás uno de los casos más visuales y memorables es el de David Chambers: este científico social pidió a 4807 niños/as de escuela primaria -en su mayoría de Canadá y Estados Unidos- que dibujaran a una persona científica. Esta prueba llamada Draw-a-scientist se ha repetido durante muchas décadas.

¿El resultado? Tiempo después, un psicólogo llamado David Miller examinó los datos originales de Chambers y se encontró con una sorpresa. De los casi 5000 dibujos producidos en ese estudio, solo 28 representaron a científicas -y todas fueron dibujadas por niñas. Ni un solo niño había dibujado a una mujer.

      Draw-a-scientist test

Pero la ciencia (también) es cosa de mujeres, como te contábamos hace un tiempo en este artículo.

 

¿Cómo se representa a las científicas?

Si nos detenemos en las fotografías que acompañan a los textos, en reiteradas ocasiones las mujeres retratadas no tienen nombre ni apellido. Aparecen como decorados en algún laboratorio, a modo de relleno, como personajes secundarias que solo ilustran la información.

Cuando sí aparecen identificadas, las fotografías suelen ser muy diferentes a las de sus compañeros varones. Los hombres suelen recibir un tratamiento de primeros planos, mirando a la cámara. Ellas suelen figurar realizando alguna actividad, en general de perfil.

Sobre esto, la periodista Mónica Salomone explica: “por ejemplo, me llega a casa la revista del Consejo Seguridad Nuclear. Es un organismo que, entre otras cosas, se tiene que ocupar de garantizar la seguridad nuclear española. Es decir, tiene mucha responsabilidad. Pero las fotos de esa revista están llenas de todos hombres encorbatados. Y eso es continuo”.

Incluso cuando se entrevista a un científico o una científica las preguntas tampoco suelen ser las mismas. Es muy extraño que a un hombre se le pregunte sobre su vida personal: en general, se les consulta sobre sus descubrimientos, su trabajo profesional o los resultados que espera. En cambio, las científicas suelen ser cuestionadas sobre su entorno familiar -como por ejemplo, la conciliación con el hecho de ser madres o el supuesto deseo biológico de serlo- o incluso centrándose en sus aspectos físicos.

Titulares como “La nueva Einstein” son recurrentes: permanentemente se les asocia con un referente masculino. Y esto no sucede únicamente en el ámbito de las noticias de ciencia -cuántas veces hemos visto “La messi de” en los medios de comunicación catalanes.

 

***

Mónica Salomone concluye en el estudio de “La visibilidad de las científicas españolas” que “cuando uno ha despertado, los resultados… aparecen como obvios. ¡Por supuesto que las científicas aparecen poco! Y las analistas políticas, las economistas, las tertulianas, las articulistas… Yo abrí los ojos, y lo que me sorprendió no fue que el dinosaurio todavía estuviera allí, sino que no lo hubiera visto antes”.

Julieta Morales

Communications Assistant at YouCheck

Add comment